Hecho por Noelia
Aunque la idea es comprar la produccion a la cooperativa ecuatoriana:

COAC MCCH

y hacer nuestro pequeño negocio de produccion de cacao con cooperativas peruanas ( como CIAP) que tengan demasiada gente trabajando en el cultivo del café y quieran tener su propia cosecha de cacao, hay que saber como se lleva a cabo la produccion del cacao:




Para obtener una producción ideal, los árboles de cacao necesitan una precipitación anual entre 1150 y 2500 mm y temperaturas entre 21°C y 32°C.

Existen tres variedades de árboles de cacao. La más conocida es la variedad Forastero, que representa el 90% del cacao producido en el mundo. Se encuentra en Africa del Oeste y Brasil. El segundo grupo es el Criollo, que produce "cacao fino y de aroma", cultivado principalmente en el Caribe, Venezuela, Ecuador, Perú, Nueva Guinea Papúa, las Antillas, Sri Lanka, Timor Oriental y Java. Por último, existe la variedad Trinitario, que es un cruce entre el Criollo y el Forastero.

A pesar de que los frutos maduran a lo largo del año, normalmente se llevan a cabo dos cosechas en un año: la cosecha principal y la cosecha intermedia. La cosecha intermedia es en general menor que la cosecha principal, sin embargo, el tamaño relativo varía según a cada país.

ECUADOR: MARZO JUNIO—OCTUBRE FEBRERO
Se requieren de 5 a 6 meses entre la fertilización y la cosecha de los frutos. La temporada de cosecha dura alrededor de 5 meses. La cosecha del cacao consiste en cortar los frutos maduros de los árboles, abrirlos (normalmente con un machete) y extraer las semillas de los frutos. Estas semillas se ponen a fermentar entre 2 y 8 días antes de secarlas al sol. Los granos se ponen luego en sacos y se embarcan.
El cacao se produce típicamente en minifundios o bajo sistemas de agricultura de subsistencia El cacao se debe sembrar en filas, espaciadas entre sí de 3 metros, lo cual da una densidad de alrededor 950 a 1330 árboles/hectárea, dependiendo de la fertilidad de la tierra y del clima.
Antes de sembrar el cacao es necesario sembrar árboles de sombra temporal y permanente de 6 a 9 meses. La siembra del cacao debe realizarse en la primera mitad de la temporada de lluvia para tener suficiente tiempo para que el árbol se establezca antes de la siguiente temporada seca. A pesar de que el cacao madura 24 meses después de la siembra inicial, los árboles llegan a ser productivos únicamente después de cinco años. Los rendimientos son máximos entre el octavo y décimo año, pero se pueden obtener buenos rendimientos durante varias décadas. En condiciones normales, los árboles tradicionales rinden entre 300 y 500 kg/ha por año. Los árboles híbridos presentan rendimientos mayores, por encima de los 1000 kg/ha.
Las condiciones climáticas y las enfermedades son los principales factores que afectan la producción. Se estima que hasta un 30% de la producción mundial se pierde debido a las enfermedades. Entre las enfermedades más comunes que afectan al cacao están la podredumbre negra de las nueces del cacao, la escoba de bruja y VSD.

El cacao fino y de aroma tiene características distintivas de aroma y sabor, buscadas por los fabricantes de chocolate. Representa únicamente 5% de la producción mundial de cacao.

Los Estándares Internacionales para Cacao requieren que el cacao de calidad negociable sea fermentado, completamente seco, libre de granos con olor a humo, libre de olores anormales y de cualquier evidencia de adulteración. Debe encontrarse razonablemente libre de insectos vivos, de granos partidos, fragmentos y partes de cáscara y razonablemente uniforme en tamaño.
En todo el mundo, los estándares contra los cuales se mide el cacao son los del cacao de Ghana. El cacao se clasifica sobre la base de la cuenta de los granos defectuosos en la prueba de corte. Los granos defectuosos no deben exceder los siguientes límites:
Grado I
v Granos mohosos, máximo 3%;
v Granos pizarrosos, máximo 3%;
v Granos planos, germinados o dañados por insectos, máximo en total 3%.
Grado II
v Granos mohoso, máximo 4%;
v Granos pizarrosos, máximo 8%;
v Granos planos, germinados o dañados por insectos, máximo 6% en total.

Tecnología
La transformación del cacao y la producción de chocolate son dos procesos diferentes que, aunque ligados, requieren diferentes procedimientos para obtener los productos finales. La transformación de cacao significa básicamente convertir el cacao en grano en cacao sin cáscara, licor, manteca, torta y polvo. La fabricación de chocolate incluye la mezcla y refinado del licor de cacao, la manteca de cacao y otros ingredientes tales como la leche y el azúcar.
Para poder iniciar la transformación de los granos, se debe limpiar minuciosamente toda sustancia exterior. Los granos pueden ser tostados con o sin la cáscara. En general los fabricantes de chocolate prefieren tostar los granos antes de extraer la cáscara, mientras que los transformadores de cacao prefieren tostar el grano sin cáscara.
Una vez tostados los granos y la cáscara extraída, se muele el cacao sin cáscara hasta obtener una pasta que se conoce como licor de cacao. El licor de cacao que se destina a la transformación en manteca de cacao y torta se refina hasta obtener partículas muy pequeñas, mientras que si su destino es la fabricación de chocolate no es necesario molerlo tan finamente. El licor debe pasar por unas prensas hidráulicas que extraen un porcentaje de manteca de cacao, dejando atrás la torta de cacao.
La torta de cacao se muele hasta obtener un polvo fino se utiliza principalmente en la industria de la confitería y la panadería. La manteca de cacao se utiliza en la fabricación de chocolate, mezclándose con licor de cacao y azúcar. Una vez combinada, se vierte esta mezcla dentro de grandes agitadores llamados conches, que la remueven a altas temperaturas. Este proceso alisa las partículas y puede tomar entre algunas horas y tres días. El chocolate líquido obtenido será utilizado por la industria de confitería, de panadería o de productos lácteos o será convertido en barras para la venta en el mercado.

ESTABLECIMIENTO DE LA PLANTACIÓN DE CACAO ECOLOGICO/ORGÁNICO
Consideraciones para el cultivo orgánico del cacao
Entre las principales consideraciones que se debe tener en cuenta para establecer y conducir un cultivo de cacao ecológico/orgánico están las siguientes:
- Esta prohibida la quema de bosque, cuando se abren áreas nuevas.
- Conservación de suelos, barreras vivas, barreras muertas, trazos a curvas de nivel (plantaciones nuevas). Promover el mulch y otros tipos de cobertura vivas o muertas sobre el terreno.
- Manejo de sombra 40 a 60% de preferencia leguminosas.
- Eliminación total de cualquier sustancia prohibida. El uso o posesión (fertilizantes inorgánicos, pesticidas etc.).
- Eliminación adecuada de desechos de la chacra. Los desechos orgánicos mediante composteras, bioles, pozos de oxidación (aguas mieles) y letrinas; en tanto que los desechos inorgánicos (latas, plásticos, vidrios, etc) mediante silos.
El Cultivo orgánico y su manejo
La agricultura orgánica tiene varios conceptos. Hay organismos y comerciantes privados, que definen una producción orgánica como aquella en la cual existe ausencia de agroquímicos en una porción de tierra. A veces las orientaciones van dirigidas a crear una área de protección de 10 m - 20 m, que la aíslen del resto de la unidad de producción y otras veces ni si quiera eso es exigido por organismos comerciales que sólo les interesa obtener el producto y no proteger al medio ambiente, ni la producción del campesino.
En el otro extremo existen organismos que además de la producción orgánica en la finca incluyen al productor con toda su familia en el concepto de “orgánico”.
Consideramos que el concepto de agricultura orgánica, no solamente es la ausencia de agroquímicos en el cultivo, sino la dedicación de aumentar la fertilidad del suelo con medidas biológicas, llegando a una producción sostenible. Incluimos en nuestro concepto toda la finca en la producción y pretendemos incursionar en la conciencia del productor y su familia, creando la base para este desafío.
Actualmente la ciencia y tecnología moderna trabajan para utilizar las experiencias ancestrales en el mejoramiento de las prácticas actuales de agricultura orgánica y dictar normas tecnológicas apropiadas para volver atractivos y rentables a este tipo de cultivos que garantizan la producción de alimentos inocuos y la conservación de la naturaleza y sus recursos.
Mientras que la agricultura convencional persigue los mayores rendimientos en el menor tiempo posible, la agricultura orgánica, intenta optimizarlos y estabilizarlos.
La agricultura orgánica no es solamente una sustitución de insumos convencionales por insumos alternativos, sino de un sistema de manejo completo que incluye prácticas de conservación de suelos, reciclaje de materia orgánica, elaboración de compost y abonos verdes, uso de leguminosas como sombra permanente, diversificación de cultivos e incluso manejo de agua y protección de flora y fauna silvestre.
Practicas Orgánicas en la Plantación
a) Preparación del terreno
Esta práctica se realizará de manera ecológica en forma permanente en la plantación. Así tenemos que el “desbosque” se realiza de la siguiente manera:
• Limpieza y rozo.
• Inventario e identificación de árboles que quedaran como sombra.
• La tumba de árboles no seleccionados para sombra pero útiles para producción de madera.
• Los cortes del árbol para destinarlo a madera comercial.
• El “picacheo”, “chunteo” y triturado de ramas grandes.
• “Chipiado” de las ramas chicas, con la finalidad de que estas sean incorporadas directamente al suelo como materia orgánica (nutrientes para el suelo).
• Bajo este esquema, una (1) cuadrilla de 10 hombres desbosca 1 hectárea en un día, dado que las tres actividades (rozo, tumba y “picacheo”) no se pueden realizar en forma simultanea, tienen que operar en línea.
b) Protección del suelo
Como mencionáramos líneas arriba, las características del cultivo ecológico (orgánico) radica en la no-aplicación de fertilizantes y pesticidas que dañan a los microorganismos benéficos del suelo además de la aplicación de una serie de actividades en el manejo del suelo, agua, bosque y el medio ambiente para mantener en equilibrio el ecosistema.
De forma similar al cultivo tradicional del cacao, las prácticas agronómicas para el cultivo ecológico son muy importantes. En ese sentido, debe incentivarse la formación de barreras vivas y barreras muertas en terrenos con pendiente pronunciada para proteger la capa arable del suelo por efecto de la precipitación. Así mismo, las plantaciones de los cultivos permanentes se debe realizar a curvas de nivel contra la pendiente y se debe cultivar también cultivos de cobertura.
En las fincas que practican la agricultura orgánica se debe contar con silos para basuras y desperdicios inorgánicos de manera que no sean botados en cualquier lugar.
Del mismo modo, se deben preparar abonos orgánicos como el compost con los desperdicios de cocina, cualquier otro material vegetal y desechos de los animales domésticos.
c) Control biológico
SENASA ha reportado que están realizando ensayos para el control biológico de la moniliasis en Huanuco, Cusco y el VRAE. Estos ensayos se vienen desarrollando en parcelas seleccionadas de cacao de aproximadamente 20 años de edad lo más homogénea posible en arqueotipo de la planta y manejo
técnico.
Para las pruebas se utilizó el diseño de bloque completo al azar con 4 repeticiones y 6 tratamientos, cada tratamiento con 20 plantas. En las tres regiones se instalaron los mismos tratamientos: I. trichoderma sp (TR4), II. Trichoderma sp (TR6), III. Trichoderma virens (SG), IV. Trichoderma stronmaticum (TVC), V. Mezcla y VI. Control (sin antagonista), cada tratamiento se ubicó a una distancia de 50 m. con la finalidad de evitar problemas de interferencia por dispersión de los antagonistas. A la fecha no se tienen resultados que permitan brindar recomendación alguna sobre estos ensayos.
Preparación de abonos orgánicos
Existen diversas formas de preparar abonos orgánicos. Sin embargo, la mayoría de ellos se caracteriza por que para obtenerlos es necesario esperar varios meses. A continuación, describimos el modo de preparación de algunos de ellos con la finalidad de que el lector adopte en que mejor se adecue a su realidad:
a) Abono orgánico “ sapecho”
Preparación
- Adecuar el sitio donde se va a realizar el abono. De preferencia “limitar” el área con barreras de contención para evitar que se desparrame la preparación.
- Mezclar todos los ingredientes en el lugar destinado para la preparación del abono agregando agua hasta humedecerlo bien (50%). Así mismo, mezclar la leche con el jugo de cacao y adicionar uniformemente a la preparación.
- Cada 5 días debe realizarse la remoción de la preparación hasta completar el día 30 que es cuando se obtiene en definitiva el abono.
- En todo momento es importante proteger la preparación del abono orgánico de las lluvias.
b) Compost
Su preparación es sencilla. Se puede realizar en las mismas plantaciones utilizando cáscara de mazorcas de cacao, desperdicios de cocina, estiércol de ganado, cuyes, aves y demás residuos vegetales, cuyo material debe ser amontonado en una parte plana rodeado de troncos para evitar que se desparrama.
Su preparación consiste en colocar sobre el suelo, una serie de capas sucesivas de la siguiente manera.
- Una capa de estiércol (ganado, aves, etc.)
- Una capa de cáscara de cacao trozados
- Una capa delgada de ceniza y desperdicios de cocina.
- Una capa de restos de cosecha de otros cultivos
Si se dispone de guano de isla agregar de 5 a 10 Kg. dependiendo del volumen a enriquecer de compost. Una vez amontonado el material se homogeniza realizando de 2 a 3 volteos agregando agua hasta un 50% de humedad evitando el “encharcamiento”. Posteriormente, cubrir la mezcla con plástico y realizar volteos a cada 15 días cuando emite un olor fuerte, obteniéndose el abono listo a los 3 meses.
c) Abono Foliar Biol
Para producir BIOL, es necesario implementar un biodigestor.
Materiales
- Un recipiente cerrado o cilindro de 200 Lts. de capacidad
- Una manguera de plástico
- Una botella de plástico descartable
Ingredientes
- 30 Kgs. de estiércol fresco de vaca; cabra, oveja
- 5 Kgs. de estiércol fresco de gallina y cuyes
- 4 Kgs. de tierra de bosque virgen
- 4 Kgs. de azúcar rubia o chancaca molida
- 3 Lts. de leche o de chicha de yuca
- ½ Kg. de harina de huesos o cáscara de huevos molido
- 10 Kgs. de plantas verdes picada (ortiga, frijol de palo, hojas de yuca, pacae, plantas acuáticas, cola de caballo)
Preparación
- La preparación consiste en poner los ingredientes en el recipiente. Posteriormente, se llena con agua hasta las ¾ partes de la capacidad del recipiente. Una vez realizada esta labor, se procederá a taparlo, siendo necesario que el recipiente permanezca cerrado, sin dejar entrar el aire del ambiente.
- La manguera puesta en el interior del biogestor, sale hacia una botella con agua, para permitir la salida de los gases producidos por la fermentación.
- El BIOL estará listo de 6 a 8 semanas, cuando notemos que ha parado de salir gas de la manguera y por tanto de producir burbujas en el agua de la botella.
- Una vez listo el líquido será colado y guardado herméticamente en galoneras oscuras, listas para ser utilizadas.
- Para aplicarlo vía foliar en plantones de vivero, se diluirán 5 lts. de BIOL, en 90 lts. de agua no potable (no clorada)
d) Abono Foliar Purin
Su preparación consiste en proveerse de un balde o recipiente grande de 50 Lts. de capacidad, en el cual se agregarán 1 Kg. de estiércol y un poco de chicha de yuca (1/2 Lt) llenando la capacidad del recipiente con agua. A esta mezcla se le debe agregar 10 Kgs. de ortiga y cola de caballo previamente picada y machacada. Este preparado se tapa y se deja reposar durante 15 días, removiéndolo diariamente.
Para aplicarlos en los plantones, se mezcla 1 Lt. de purín con 1 Lt. de agua y se aplica a las hojas usando una escobilla hecha de hojas secas de plátano.
También se puede aplicarse directamente al sLelo sin diluir.
e) Abono foliar de ortiga y cola de caballo
Su preparación consiste hacer hervir en una olla de 20 a 40 Lts. de agua 05 Kgs. de ortiga y 05 Kgs. de cola de caballo, durante 30 minutos. Luego, dejarlo enfriar hasta el día siguiente. Una vez que este frío, aplicarle a los plantones de viveros por vía foliar con una aspersora.

REHABILITACION – RENOVACIÓN DEL CULTIVO
CONSIDERACIONES GENERALES PARA LA REHABILITACION - RENOVACION DEL CULTIVO
Las principales prácticas a desarrollar para el caso de rehabilitación - renovación están constituidas por once actividades básicas que son las siguientes:
Con una adecuada rehabilitación-renovación de cacaotales lo que se pretende es lo siguiente:
• Control y reducción de la incidencia de plagas de importancia económica en el cultivo de cacao
• Incrementar los niveles de productividad y mejoramiento de la calidad del grano.
• Comercialización de calidad.
• Valor productivo y rentable de una plantación totalmente abandonada, semi - abandonada o manejada sin criterio técnico.
• Reducir a niveles tolerables el ataque de plagas y enfermedades como moniliasis, escoba de bruja y otras, mediante la selección o introducción de clones altamente productivos y tolerantes a estas enfermedades.
• Aumentar la densidad de plantas por hectárea a través del repoblamiento.
• Corregir errores agronómicos en plantaciones atendidas regularmente, como aumentar árboles de sombra, realizar podas oportunas y adecuadas.
• Rediseñar la arquitectura del árbol de cacao para un mejor aprovechamiento y facilidad de las labores culturales.
DIAGNOSTICO DE LA PLANTACION
Antes de iniciar la rehabilitación - renovación se debe realizar el diagnóstico de la plantación de cacao. Las plantaciones encontradas en estado de total abandono o semi abandonadas, con mal manejo técnico o con serios errores agronómicos, son sometidas a una evaluación para determinar cuales son las actividades que deben realizarse con mayor preponderancia con la finalidad de recuperarlas y tornarlas productivas en corto tiempo. Producto del diagnóstico también se debe determinar cuales son los recursos con los que se cuenta en la finca a fin de que sean aprovechados eficientemente en la rehabilitación – renovación de la plantación.
Es importante que quien hace la evaluación de la plantación consigne en una libreta de apuntes la edad de la plantación, el estado en que se encuentra, el nivel de manejo recibido, el tipo de material vegetativo, el número de plantas de cacao por hectárea, número de árboles de sombra, calidad del suelo, nivel de fertilización, etc.
Al realizar el diagnóstico se aprovecha en marcar y cuantificar los árboles que nos servirán de plantas madres de acuerdo al grado de tolerancia que tengan a la moniliasis, en orden prioritario, y otras enfermedades; además del número de mazorcas sanas y maduras producidas al año.
De acuerdo al diagnóstico realizado, se pueden considerar los siguientes tipos de rehabilitación:
- Rehabilitación de árboles individuales. Este método es muy común en los principales centros productores de cacao a nivel nacional. Se hace este tipo de tratamiento debido a que existen árboles o grupos de árboles con problemáticas muy específicas que revisten un tratamiento especial.
- Rehabilitación por chupón basal e injerto. Se realiza en árboles con bajos niveles de producción mediante el injerto por chupón o brote basal, previamente inducido y seleccionado para tal fin.
- Rehabilitación por reducción de altura. En este caso la reducción puede hacerse en forma gradual o de una sola vez hasta obtener una plantación uniforme no mayor de 5 m. de altura. Este método ofrece la ventaja que el árbol nuevamente vuelva a producir frutos en el tronco principal.
- Rehabilitación por renovación total de la copa. Se realiza cuando la plantación ha sufrido un fuerte deterioro de sus ramas primarias, por rompimiento de las mismas, falta de sombra, alto ataque de moniliasis, escoba de bruja o que presentan un fuerte ataque de insectos o enfermedades.

DESHIERBO.
Esta labor se considera imprescindible para iniciar la recuperación de las
plantaciones que se han de rehabilitar - renovar. Nos permite obtener una
mejor visualización de la disposición y estado de las plantas sobre el
terreno para el adecuado manejo. En la eliminación de las malezas se tiene
como práctica generalizada el uso del machete o excepcionalmente, la
motocultivadora.
Cuando el deshierbo se hace con machete debemos evitar en lo posible,
cortes en la base de los troncos del cacao. Con la finalidad de no causar
daños en el tronco de cacao se recomienda quitar a mano las hierbas que
estén alrededor del árbol, hasta una distancia no menor de 20 cm.
Aun cuando es viable el control de malezas mediante agroquímicos, no se
aprueba ni recomienda su aplicación debido a la tendencia de practicar una
agricultura orgánica y a lo costoso que resulta esta práctica.
Ante la eventualidad de optar por este sistema debemos tener en
consideración los cuidados siguientes:
- Solicitar al técnico las instrucciones para la dosificación respectiva o leer
detalladamente las indicaciones de la fábrica productora.
- La aspersión no debe caer sobre el tallo ni las hojas del árbol.
- Los chupones básales y plantones injertados no deben contactar con el
herbicida.
- Usarlo en plantaciones con árboles que tengan como mínimo un metro de
altura.
- Quitar manualmente las malezas que estén alrededor del árbol de cacao.
A lo largo de todo un año se deben realizar tres deshierbos, de los cuales el
primero debe ser con mayor intensidad. Se puede también controlar
malezas con eficacia extendiendo sobre el área que inciden los rayos
solares una capa de residuos vegetales como son las mismas malezas recién
cortadas, hojas de plátano, cascarillas de arroz, aserrín, etc. Esta forma de
control es ventajosa, por que adicionalmente mejora y fertiliza el suelo por
incorporación de materia orgánica. Un índice de exceso de iluminación
estimula la presencia malezas en la plantación. Por ello debe evitarse esta
incidencia con un adecuado manejo de sombra.
Es oportuno precisar que cuando se dispongan más de mil plantas por
hectárea mediante el repoblamiento, el deshierbo se reducirá a su mínima

expresión debido a que la sombra que proporcionará la densidad de la
plantación evitará el crecimiento de las malezas.

SELECCIÓN E IDENTIFICACION DE PLANTAS MADRES
La enfermedad que más estragos ha causado en las plantaciones de cacao a
nivel nacional es la moniliasis, seguido en importancia por la “escoba de
bruja”. En este sentido y con la finalidad de controlar y reducir el efecto
pernicioso de estas enfermedades se ha encontrado en la tolerancia
varietal una vía de solución.
En la actualidad se disponen de métodos bastante simples para seleccionar
e identificar el material local tolerante. Dentro de un cacaotal se
encuentran árboles con características específicas, a las que se denomina
plantas madres, de donde se obtienen las varas yemeras que conjuntamente
con yemas provenientes de centros de producción o semilleros, servirán
como fuente de propagación por injerto en chupones básales y plantones de
viveros.
PLANTA MADRE
Las plantas madres yemeras deben ser identificadas y seleccionadas
teniendo en cuenta los criterios siguientes:
• Tolerancia a plagas y enfermedades: observar árboles con escasa
incidencia de moniliasis y “escoba de bruja”.
• Buena producción: Al momento de realizar la evaluación el árbol debe
contar con más de 50 frutos sanos o producir más de 100 frutos sanos por
campaña.
Se recomienda a las Agencias Agrarias de los valles cacaoteros realizar el
debido seguimiento a las plantas madres seleccionadas e identificar aquellas
que presentan esta característica que no son deseables para una buena
propagación.

DESCHUPONADO
Cuando las plantaciones de cacao están abandonadas es sumamente difícil
realizar labores culturales. El árbol emite una cantidad de brotes alrededor
de la parte inferior del tronco, los denominados chupones básales, que
tienen un desarrollo vertical (ortotrópico) y al no ser eliminados en su
debido momento adquieren grandes proporciones, deforman el arquetipo del
árbol y entran en constante proceso de competencia por los nutrientes del
suelo, lo que contribuye en el descenso de la producción de mazorcas.
Luego de determinar que grupo de árboles van a ser sometidos a la
rehabilitación, se procede a eliminar todos los chupones básales que se
encuentren junto al tronco principal. Dado que esta actividad se realiza casi
en simultáneo a la poda, la planta adquiere vigor y esta en condiciones de
producir mejor.
Cuando se realiza una renovación parcial, se seleccionan los chupones

basales más cercanos al suelo con la finalidad de que luego forme sus
propias raíces y se independice de la planta madre. Por medidas técnicas de
seguridad se conservan dos chupones en el tronco, mejor si están opuestos
diametralmente, porque al injertarse sólo uno de ellos es sometido a esta
operación, constituyéndose el otro como reserva ante la eventualidad de
que el injerto no prenda en el primero.
Cualidades del chupón basal para el injertado:
- Que no supere los 20 centímetro de longitud.
- Posea de 1 a 2 centímetros de diámetro.
- Que esté lo más cercano posible al suelo.
- No esté infestado de enfermedades, como la escoba de bruja.
- Que sea el más vigoroso.

PODAS
La poda es la actividad que tiene como objetivo eliminar las partes
improductivas de los árboles para estimular el desarrollo de nuevos
crecimientos vegetativos y equilibrarlos con los puntos productivos.
La poda también tiende a eliminar los chupones y las ramas mal dirigidas,
controlar la altura del árbol, regular la entrada de luz a los estratos
inferiores del árbol, eliminar ramas que dificultan las labores agrícolas y
facilitar la visibilidad para coger las mazorcas.
La práctica de la poda debe realizarse en la época adecuada, de preferencia
una vez que haya concluido la época de cosecha. Sin embargo, en las
plantaciones en estado de abandono total y de fructificación nula o escasa
puede podarse en cualquier temporada.
Es recomendable reducir la altura del árbol a dimensiones menores de 4
metros para poder manejarlo adecuadamente. Para cualquier proceso de
rehabilitación – renovación, la poda constituye el primer y fundamental paso.
Se utilizan los siguientes métodos:
Rehabilitación por reducción de Altura
Controles fitosanitarios y otras prácticas agrícolas son difíciles si la altura
de los árboles supera los 4 metros. Rangos de altura de planta menores a los
4 metros facilitan considerablemente la remoción de mazorcas enfermas,
para evitar la esporulación del hongo, cortando de esta manera su ciclo de
vida.
La reducción de la altura del árbol puede hacerse de una sola vez o en
forma gradual, hasta obtener una plantación de altura homogénea. Este
método ofrece una ventaja adicional, permite que el árbol vuelva a
fructificar en el tronco principal.
Rehabilitación mediante la remoción total del tronco (Renovación Parcial)
Árboles que hayan decaído en su productividad ya sea por vejez,
susceptibilidad a enfermedades, material genético no seleccionado, mal

manejo o abandono deben ser sometidos a una poda fuerte para estimular la
salida de chupones básales.
Una vez que los chupones básales estén presentes, se elige el más vigoroso
y cercano al suelo para ser injertado con una yema proveniente de un árbol
seleccionado por su tolerancia a plagas y por su buena producción. A medida
que desarrolle el chupón injertado se va eliminando la parte vieja del mismo
árbol hasta que sea reemplazado totalmente cuando aquel entre en
producción.
La aplicación de este método permite utilizar al árbol sustituible como
sombra del chupón basal injertado mientras este desarrolle. Adicionalmente
provee al agricultor de ingresos económicos al continuar fructificando
hasta que el injerto entre en producción.

INJERTOS DE RENOVACION
El injerto es una metodología de propagación vegetativa eficiente y de bajo
costo que impulsa el desarrollo agrícola del cultivo. Con esta actividad se
busca mejorar la producción de cacao en cantidad y calidad. La propagación
vegetativa por injertos es de beneficio para los programas de mejoramiento
genético, pues conservar en forma más eficiente la pureza genética ganada
y permite obtener resultados alentadores en un plazo más corto.
Entre las principales ventajas de la propagación vegetativa tenemos:
• La nueva planta conserva todas las características que se encuentran en la
planta madre.
• La producción es precoz o temprana, comparada con la planta obtenida de
semilla común. Después de haberse injertado, las primeras flores aparecen
a los 12 meses en los chupones básales y a los 18 meses en los plantones.
• El desarrollo de la planta es relativamente menor comparado con el árbol
de semilla, lo cual facilita su mantenimiento.
• Permite mantener con seguridad las cualidades que se desea transmitir
(tolerancia a plagas y enfermedades y alta producción).
En rehabilitación – renovación se utilizan tres métodos de propagación por
injerto:
a. Injertos en chupón basal.
b. Injertos laterales.
c. Injerto en púa
a. Injertos en chupón basal.
El chupón basal que va a ser injertado debe estar lo más cerca posible al
suelo, ser vigoroso, tener el diámetro de 1 a dos cm. y de altura no mayor de
20 cm. La corteza debe presentar coloración marrón clara, característica
que de cierto modo asegura una alta probabilidad de prendimiento.
La vara porta yemas debe ser lo más fresca posible, sus yemas pueden ser
utilizadas hasta cuatro días después de haber sido extraída de la planta

madre. Se debe tener especial cuidado en el tiempo de manipulación ya que
por cada día que transcurre disminuye el grado de prendimiento.
En el propio proceso de injerto se debe tener en consideración que el
parche rectangular con su respectiva yema deben tener el mismo tamaño y
la misma forma del corte realizado en el patrón, aunque en éste el corte
puede ser un poco mayor para dar lugar a la formación del callo.
Para que exista prendimiento es suficiente que uno de los lados del parche
entre en contacto con el del patrón. El tiempo que el cambium del injerto
entra en contacto íntimo con el cambium del patrón no debe exceder los 30
segundos, porque influye notablemente en el porcentaje de prendimiento.
Luego se protege al injerto envolviéndolo con cintas delgadas de polietileno
que permanecerán cubriéndola hasta que la yema emita una nueva hoja.
Transcurrido este tiempo se desata la venda para que el injerto no se
presione con la cinta.
Injertos laterales.
Esta técnica permite injertar árboles antiguos o los chupones básales a los
que ya no se puede aplicar el método de yema en “U” invertida por haber
transcurrido el período de injerto. Es decir, la corteza del tallo se lignificó.
Para iniciar el injerto se realiza en el tallo una escisión transversal a la
corteza del tallo, con un arco de circunferencia proporcional al grosor del
tallo, que oscila de 3 a 10 centímetros. El corte debe ser firme, enérgico y
preciso hasta llegar al duramen. En la parte superior al corte transversal se
practica un corte longitudinal, que arranca del tronco una especie de cuña.
Por debajo de la misma se realizan dos cortes longitudinales y paralelos, que
constituirán la ventana por donde se introducirá la vara o pluma. Esta debe
contener como mínimo tres yemas. El extremo que se introducirá por la
ventana será cortado en sesgo, con un solo tajo firme y enérgico, de modo
que la superficie de corte no presente irregularidades y encaje
exactamente con el duramen del tallo.
Concluidas estas tareas se abre la ventana en el tallo y se introduce la vara.
Se presiona la corteza y se procede a atarla con tira sintética o natural,
delgada y resistente, alrededor del tronco dos o tres vueltas. Luego se
cubre la pluma con una bolsa de polietileno la cual se ata en la parte inferior
del injerto, dando vueltas en torno al tallo. Se cruza hacia la parte superior
del injerto cubierto por la bolsa donde se efectúa el mismo proceso que
abajo. Se debe tener el cuidado de no superponer la tira encima de la
vareta al realizar el atado de abajo hacia arriba.
La bolsa creará un microclima óptimo en torno a la vara que permitirá su
prendimiento y lo protegerá de los fenómenos naturales como vientos y
lluvias y de los ataques de enfermedades y plagas.
Una vez que la hoja del injerto tenga como mínimo 5 cm. de longitud, se

retira la bolsa y queda el injerto con la tira que continúa sujetándolo hasta
que se robustezca como una rama original.
Con la finalidad que el injerto adquiera una estructura armónica
proporcionada se debe sujetar el mismo al tallo de la planta con tiras, que
con el tiempo le conferirá un follaje con el equilibrio necesario que debe
poseer una planta de cacao.
Estos injertos empiezan a florecer a los ocho a nueve meses de haber
realizado la operación. Esto en términos económicos, significan ganancia en
tiempo y dinero para el agricultor por la precocidad en la producción.
Injerto púa
Es otra alternativa para la propagación de clones tolerantes y de alta
producción. Este método consiste en los siguiente: el chupón basal debe
tener como mínimo un centímetro de diámetro. Se debe realizar al centro
del tallo un corte transversal a 40 cm. del suelo, La vara o pluma debe tener
como mínimo 3 yemas libres, cuyo extremo de encaje debe ser adelgazado
de manera que entre en contacto el cambium de la pluma con el patrón.
Seguidamente debe ser amarrado con rafia para que la pluma no se mueva.
Luego se coloca una bolsa que cubre a la pluma, la misma que debe ser
sujetada ligeramente suelta, por debajo del injerto para que la exudación
no entre en contacto con la pluma. Finalmente, cuando el injerto
ha “prendido” y las hojas tengan unos 5 cm. de longitud se retira la bolsa.
Se debe desatar el amarre cuando el “callo” este bien formado.
Si existen chupones con diámetros mayores se pueden colocar hasta 2
plumas, asegurándonos siempre el contacto del cambium entre pluma y
patrón. Si no se da esta unión simplemente el injerto no va a prosperar.

CONTROL DE PLAGAS Y ENFERMEDADES
El árbol de cacao, como ser viviente está expuesto al ataque de plagas y
enfermedades. Estas pueden revestir un carácter de suma gravedad,
comprometiendo gran parte o la totalidad de la cosecha o la vida misma de
las plantaciones afectadas. Entre las enfermedades más importantes está,
la moniliasis por la magnitud de pérdidas que causa y el desánimo que
infunde en el agricultor, quien al no poder controlarla, ha sustituido el cacao
por otros cultivos.
Dentro del contexto de rehabilitación - renovación se podría considerar
como una plantación sana la que produzca por encima de 1500 Kg. de cacao
seco y de calidad por hectárea al año.
Es una necesidad imperiosa el control de plagas y enfermedades mediante
prácticas culturales constantes que permitan manejarlas hasta reducirlas a
niveles que no afecten significativamente una plantación. La remoción
periódica de frutos enfermos después de la poda previene la diseminación
de las enfermedades, en especial la moniliasis y escoba de bruja. La

frecuencia de remoción debe ser semanal en época de invierno. Quincenal
en verano o temporada de mayor cosecha. Se considera que para realizar la
remoción de mazorcas enfermas de una hectárea de cacao al empezar a
controlar el agricultor puede demorar hasta un día. Este tiempo irá
disminuyendo gradualmente con las remociones constantes y periódicas,
llegando a ejecutar la misma área en una hora.
La aplicación regular de tratamientos fitosanitarios contra plagas, si bien
demostró relevancia como práctica económica en los grandes países
productores, no está generalizada en el Perú por el escaso ataque de plagas
al cacao, salvo el de insectos, como las hormigas que impiden el avance
normal de las labores en época de poda, que es controlado con la aplicación
de venenos en polvo insuflados en los hormigueros.

FERTILIZACION
Antes de iniciar cualquier tipo de fertilización es preciso conocer el nivel de
fertilidad natural del suelo. Este diagnóstico se hará por medio de análisis
de suelo y análisis foliar. Este último análisis es quizá el más recomendado
en el caso de posibles deficiencias de elementos menores. Sobre la base de
esa interpretación se recomendarán los niveles de fertilización requeridos.
Una cosecha de cacao seco de 1000 Kg. extrae aproximadamente 44 Kg. de
Nitrógeno (N), 10 Kg. de fosfato (P2 O5) y 77 Kg. de potasio (K2O). Si las
mazorcas se partieren en el mismo campo y las cáscaras quedasen en el
suelo, se reciclará aproximadamente 2 Kg. de N, 5 Kg. de P2O5 y 24 Kg. de
K2O. Por lo tanto, todo suelo que se explota tiende a empobrecerse y a
reducir su capacidad de alimentar a las plantas, en consecuencia decae la
producción de frutos. Por lo que es necesario mejorar los suelos adicionando
oportunamente abonos orgánicos o fertilizantes químicos.
Del mismo modo, se recomienda la fertilización y mejora del suelo usando
productos orgánicos como la roca fosfórica (P2O5), guano de isla, dolomita,
etc.
Las formulaciones se basan sobre los niveles de nitrógeno, fósforo y potasio
que muestren los análisis de suelo y en las proporciones que permitan
obtener mayores repuestas de producción.
La fórmula de fertilización 60-90-60, roca fosfórica combinado con guano
de isla o el compuesto 12-12-12, se aplica en los hoyos donde se instalarán
los plantones en campo definitivo en cantidades de 50 a 60 gramos por
planta. Después del primer año de producción de los plantones injertados se
incrementa al rango de 80 a 100 gramos por planta. Análogamente se
aplicará esta última dosis a los chupones básales injertados luego del
segundo año de producción. La aplicación anual de la formulación y su
cantidad permanece constante hasta el cuarto año de producción para los
plantones. Luego se aplicará la formulación 100-140-100 con 180 a 200

gramos por planta cada año hasta que el árbol de cacao cumpla su ciclo
productivo. En caso de los chupones básales injertos esta formulación se
aplicará luego del quinto año de producción.

REPOBLAMIENTO
Es otra de las actividades fundamentales para elevar la productividad de las
plantaciones que se van a rehabilitar - renovar. Con el desarrollo de esta
labor se incrementa el número de plantas por hectárea, mediante la
resiembra de plantones injertados en los espacios vacíos que se encuentren
debido a la muerte de árboles de cacao por enfermedades, factores
climáticos o naturales como incendios, inundaciones, sequías, ventarrones,
etc. También se siembra aprovechando las áreas de mayor distanciamiento
existentes entre árboles, lo que nos permite elevar la densidad de la
plantación. Se debe tener en cuenta que los plantones utilizados para la
resiembra son injertados en campo definitivo con yemas de planta madres
locales seleccionadas, combinadas con otras provenientes de los centros de
producción o semilleros, lo que asegura el mejoramiento de la producción en
cantidad y calidad de las almendras.

REGULACIÓN DE SOMBRA
El árbol de cacao en estado natural vive en asociación biológica con otras
especies donde crece y produce mazorcas bajo la cubierta del bosque
tropical.
Especialistas han caracterizado a esta plantación como umbrófila o muy
amiga de la sombra, lo que indica que prospera donde su follaje no está
expuesto a plena luz solar.
Este comportamiento ha puesto en evidencia que la luz asociada con ciertos
grados de temperatura dentro de determinados límites, estimula la
conformación del follaje, la abertura de estomas de las hojas, la
fotosíntesis, el aprovechamiento de nutrientes y la producción.
El efecto de la sombra al iniciar la plantación no sólo es reducir la luz; si no
también el de proteger a las plantaciones del movimiento producto de
fuertes corrientes de aire que la perjudican, igual o más que el efecto de
temperatura y luz unidas. Una vez que el desarrollo de la planta permite
el “autosombreamiento”, debe iniciarse la eliminación gradual de la sombra
hasta llegar a un punto de equilibrio. Los árboles de sombra se deben podar
una o dos veces por año.
La sombra para cacao es de dos clases:
a. Sombra temporal
Lo proporcionan las plantas de crecimiento rápido para cubrir el suelo y
proteger a los plantones de la radiación solar. Las especies se establecen
con bastante anticipación a la siembra del cacao; en promedio, unos seis
meses antes. Las plantas que pueden usarse como sombra temporal son:

fréjol de palo, yuca, papaya y plátano entre otras, a éste último se le
considera como el más importante porque crece con facilidad y provee
cierto rendimiento económico y alimento mientras se consolida la
producción comercial del cacao. Pueden sembrarse desde 400 hasta 600
hijuelo por hectárea.
Es oportuno precisar que las plantas empleadas para este tipo de sombra
debe contar con las siguientes características:
- Ser precoz, rústica y de rápido crecimiento.
- Tener porte erecto y presentar resistencia al viento.
- Poseer buena copa para disminuir la acción de los rayos solares.
- Tener buena aptitud como mejorador de suelo.
- No ser huésped de plagas del cacao.
- El sistema radicular debe ser poco desarrollado, para evitar competencia.
- En lo posible debe tener valor comercial.
b. Sombra definitiva o permanente
Su establecimiento es de suma importancia en el sistema de cultivo
tecnificado. La sombra que proyectan los árboles protege a la plantación de
cacao de los efectos de los rayos solares, la acción de los vientos y lluvias
torrenciales. Del mismo modo, estabiliza la temperatura y humedad de los
cacaotales.
Los árboles de sombra mejoran las propiedades físicas de los suelos,
incrementan el porcentaje de nutrientes y facilitan el drenaje. Deben
poseer diversas cualidades entre ellas las de ser esbeltos y de porte más
alto que el cacao, con hojas de fácil descomposición al caer al suelo, de
rápida propagación y crecimiento, con raíces profundas, de ramificación
abierta, de frutos livianos y poco atractivos a los insectos, resistente a
plagas y enfermedades y de preferencia que pertenezcan a la familia de las
leguminosas. Es necesario sembrar las semillas para los árboles de sombra
en un vivero y manejarlo con cuidados similares al de las semillas de cacao.
Entre las especies más utilizadas para sombra permanente se encuentran: la
albicia (Albisia falcatarea), la guaba (Inga edulis), eritrina (Erythrina spp.),
etc., caracterizadas por su desarrollo precoz y constante cambio de hojas
que enriquecen al suelo.
Es importante tener en consideración que al instalarse los árboles de
sombra en una parcela de cacao se dispone de un distanciamiento de 8
metros por 8 metros, que determinan 156 plantas por hectárea. A partir del
cuarto año de establecidos los árboles de sombra se van eliminando hasta
dejar 40 plantas por Ha. que proporcionarán el 50% de sombra requerida
por la plantación para su normal desarrollo y producción.
Los árboles maderables como la caoba, cedro, laurel, entre otros también
pueden emplearse como sombra permanente en los linderos de las fincas.

Esto permite obtener una buena cantidad de madera cuando las
plantaciones de cacao terminen su vida útil de producción; es decir, después
de los 25 años de haberlos establecido para cuando obtendrán hasta 5000
pies cuadrados de madera por árbol.
En términos generales, las plantas empleadas como sombra permanente
deben tener las siguientes características:
- Tener una copa que permita el ingreso de los rayos solares.
- Tener un sistema radicular profundo, no competitivo con el cacao por agua
y nutrientes.
- Ser de rápido crecimiento, durable y de buena capacidad de regeneración.
- Tener tolerancia a la acción de los vientos.
- Preferentemente debe ser una leguminosa.
- No debe ser hospedero de plagas que causan daño al cacao.
Poda de árboles de sombra permanente
Se deben podar desde el principio cortando las ramas muy bajas para elevar
y fortalecer el tronco además de permitir una mejor aireación dentro de la
plantación, así como para regular las necesidades de iluminación del cacao.
REHABILITACION DE PLANTACIONES JOVENES
La rehabilitación en plantaciones jóvenes de cacao es un método muy
sencillo que permite el incremento paulatino de la producción en un corto
periodo de tiempo. Para realizarla, se debe “rediseñar” la arquitectura del
árbol de modo tal que permita un mejor aprovechamiento de los nutrientes
y facilite las labores culturales.
Estas plantaciones generalmente tienen problemas agronómicos, los cuales
se pueden corregir realizando algunas labores culturales como, eliminación
de plantas improductivas, podas de rehabilitación, poda sanitaria,
repoblamiento y recalce con plantones injertados de alta producción, para lo
cual se debe preparar los viveros y obtener las futuras plantas de
reemplazo.
Pasos a seguir
- Eliminación de plantas indeseables.
- Poda de rehabilitación (remoción de follaje)
- Poda sanitaria
- Formación de plantones para el repoblamiento y recalce
- Recalce y restauración de sombra
En este tipo de plantaciones luego de realizar la poda de rehabilitación que
no es muy costosa, se debe de realizar un repase después de un mes con la
finalidad de eliminar los rebrotes (ramas ortotrópicas) y las ramas
enfermas con escoba de bruja y otras que puedan causar daño, dejando las
futuras ramas productoras (ramas plagio trópicas).
REHABILITACION – RENOVACION DE PLANTACIONES ABANDONAS

O VIEJAS
PLANTACIONES ABANDONADAS
La rehabilitación de plantaciones abandonadas es un método de fácil
aplicación que permite lograr en un período relativamente corto el
incremento paulatino de la producción.
Con la finalidad de obtener resultados satisfactorios en la rehabilitación –
renovación del cultivo, en primer término se deben realizar podas drásticas
bajando la altura de las plantaciones hasta unos 4 metros, eliminando las
plantas enfermas o que presentan síntomas de enfermedad. Así mismo, se
deben eliminar las plantas no productivas a fin de permitir un manejo
adecuado para el control de la moniliasis principalmente, ya que es la
enfermedad que mayor daño ocasiona a las mazorcas de cacao.
Una vez realizada la poda de la copa se debe dar un repase para eliminar las
ramas enfermas que no fueron eliminadas. La aplicación de ésta labor se
puede realizar en cualquier época del año, porque no se interrumpe el
proceso productivo.
PODA EN PLANTACIONES ABANDONADAS
Por lo general, las plantaciones abandonadas tienen problemas agronómicos
que se pueden corregir mediante el repoblamiento (recalce) de los espacios
libres que existen ya sea por plantas muertas o improductivas.
El repoblamiento (recalcé) se debe realizar con plantones injertados de alta
producción cuyas plantas a introducirse deben ser por lo menos de cinco
clones diferentes para asegurar una buena producción. Previamente, se
debe preparar los plantones en los viveros a fin de asegurar las plantas de
reemplazo.
PLANTACION RECUPERADA
En definitiva, para la rehabilitación – renovación de plantaciones
abandonadas se deben seguir los siguientes pasos:
- Poda drástica por rehabilitación de altura
- Eliminación de plantas indeseables (improductivas y receptibles a
enfermedades)
- Poda sanitaria
- Formación de plantones de cacao para el repoblamiento
- Recalce y restauración de sombra temporal y permanente
Debemos precisar que la poda drástica se realiza con la finalidad de que la
planta emita chupones basales próximos al suelos los que posteriormente
deberán ser injertados con clones tolerantes a plagas y de altos
rendimientos. Cuando éstos inicien su producción se eliminará la planta
madre, quedando renovada con la nueva plantación a los dos años de
injertada, siempre y cuando tenga buen manejo técnico.
En este tipo de plantaciones también se pueden aplicar los injertos

laterales cuyos resultados son más rápidos. Una planta con injerto lateral
entra al inicio de producción a los ocho meses de edad, con lo que se acorta
el periodo de producción favoreciendo al agricultor al obtener ingresos
económicos en un menor período de tiempo.
EXPORTACION
Como los mercados para productos orgánicos en los países en desarrollo
son todavía Limitados, la mayoría de la producción de cacao orgánico es
exportada a países Occidentales. Los importadores europeos tratan con
la mayoría del procesamiento de grano de cacao y su comercialización.
Alemania y los Países Bajos son los principales importadores de cacao
orgánico, del cual la mayoría es reexportado por los Países Bajos. Otros
importadores importantes fueron Francia e Italia (importando parcialmente
de Alemania). España, Bélgica y el Reino Unido fueron pequeños
importadores. Solo existe un muy limitado número de importadores en
Europa.
ECOLOGÍA Y ADAPTACIÓN:

Se menciona que prefiere zonas de climas cálidos y húmedos y que no

tengan una estación seca prolongada tropical, crece entre 26° latitud
norte y 26° latitud sur. Requiere temperatura media entre 25 y 29°C son
sensibles a temperaturas mayores a 32°C. Cuando la temperatura es menor
a 21°C hay poca formación de flores, la cual alcanza su máximo nivel a los
25°C. Temperaturas bajas detienen el crecimiento del tallo y favorecen
el desarrollo de la pudrición parda causada por Phytopththora palmivora,
aumenta el período de maduración del fruto y las grasas no saturadas en las
semillas, lo que resulta en un bajo punto de fusión de la manteca. También
es dependiente de las precipitaciones, entre 1500-2500 mm/año, debido a
que un exceso o deficiencia de lluvias puede ocasionar pérdidas de cosecha.
Cuando las lluvias son menores, se debe seleccionar áreas frescas y utilizar
sombra.

En zonas con mayor lluvia se debe tener cuidado con el drenaje. Se
desarrolla en suelos no inundables, fértiles, ricos en materia orgánica,
profundos, con buen drenaje y pH entre 4,5 a 6,5. Crece bien en suelos
desde franco arenosos hasta arcillosos. El subsuelo debe ser permeable y
de fácil penetración para la raíz pivotante. Presenta menor adaptación a
suelos ácidos de baja fertilidad que otras especies nativas de la amazonía.
No tolera niveles altos de aluminio y requiere buen nivel de calcio cambiable.
Tolera períodos cortos de inundación, siempre y cuando tenga buen drenaje
interno.

MANEJO DEL CULTIVO:

Se recomienda la propagación con semilla botánica, seleccionada por su
productividad, tamaño, contenido de grasa, porcentaje de testa, aroma,
sabor, tolerancia a enfermedades, la cual debe ser tratada y desinfectada.
Se siembra en bolsas de polietileno y luego se trasplanta a terreno
definitivo. También se reproduce por esquejes. La densidad de siembra
recomendada es de 625 plantas/ha. (4 x 4 m), utilizándose sombra de
plátano durante los primeros dos años. Los distanciamientos entre surcos
son de 2,5 a 3 m. de lado para el tipo criollo o en ausencia de sombra y de
3,5 a 4 m. para la variedad forastero. El establecimiento inicial requiere
de sombra temporal, para lo cual se asocia con otros cultivos de especies
anuales, semipermanentes o permanentes, dependiendo del tipo de suelo y el
mercado para dichos productos.

En relación al abonamiento estará en función de las necesidades de la
planta y de las características del suelo. También durante el desarrollo
del cultivo una de las labores más importantes son las podas sanitarias, las
cuales deben estar acompañadas de fungicidas para evitar el desarrollo de
enfermedades.

En relación a la cosecha, el árbol de cacao es una planta perenne que rinde
varias cosechas al año. Bajo condiciones de buen manejo la producción
empieza al tercer año y alcanza su mayor producción entre el 7mo. y
8vo. año del trasplante. La cosecha se efectúa cuando el fruto alcanza la
madurez completa, es decir cuando presenta un color verde amarillento o
rojizo a un amarillo o anaranjado intenso. Los frutos bajos en forma manual
y los altos con el uso de horquillas filudas. Esta labor se realiza cada 10 a
15 días, colectando los frutos maduros, sin sobremaduración, o la colecta
de frutos verdes. El rendimiento se encuentra entre 350 y 450 kg de
almendras/ha. Pero en el octavo año se estima un rendimiento promedio
de 750 kg de almendra seca/año. Luego de la cosecha, se procede a la
fermentación la cual se realiza en cajas de madera, procurando alcanzar
las temperaturas necesarias y eliminar el anhídrido carbónico. El secado se
efectuará al sol (o con secado artificial) hasta 6% a 8% de humedad, para
garantizar la calidad del cacao.

COMPOSICION QUIMICA

COMPUESTOS
SEMILLAS SECAS DE CACAO
Energía (kcal)
Agua (g)
Proteína (g)
Grasa (g)
Carbohidrato (g)
Fibra (g)
Ceniza (g)
Calcio (mg)
Fósforo (mg)
Hierro (mg)
Retinol (mcg)
Tiamina (mg)
Riboflavina (mg)
Niacina (mg)
Acido Ascórbico Reducido (mg)
456
3,6
12,0
46,3
34,7
8,6
3,4
106
537
3,6
2
0,17
0,14
1,70
3,0









la cooperativa ecuatoriana si nos transformaria el chocolate tal y como nosotros queramos pero la peruana no asi que:
EMPRESAS TRANSFORMADORAS DE CACAO A CHOCOLATE EN PERU

Nombre de la empresa: Chocolates Gure S.A.C.
Localizacion: Peru (Lima, Callao), Callao Carbono 175 Urb. Industrial Grimanesa, Callao.
Precios: 18 soles por Kg de cacao bruto. 18 Soles= 9 Euros por Kg


Nombre de la empresa: Granja rrinconada del Sur S.A.
Localizacion: Peru (Lima, Lima), Calle Ollantaytambo 140 Urb. San Juan Bautista de Villa.

Precio: 16’23 soles por kg de cacao bruto. 16’23 Soles= 8’11 Euros por Kg.








Hecho por Patry

Los requisitos minimos que debe contener el cacao para ser comprado son humedad, moho, color, tamaño, sabor y aroma. Queremos que el chocolate tenga buena calidad, asi que la materia prima tambien tiene que ser de primera calidad. Primeramente el cacao sera plantado, criado y recolectado por los trabajadores en los paises productores, (Peru, Ecuador...) de allí pasará a la fabrica donde se tratará, limpiará, partirá y triturará. Una vez triturado, obtendremos el cacao en polvo. De ahí se empezará el proceso de fabricacion. Se le añadiran los productos convenientes para crear el tipo de chocolate pensado, por ejemplo, el de leche de camella, una vez que se haya mezclado la base del cacao en polvo con la leche de camella se parasá a dar forma al chocolate con ayuda de moldes. Estos moldes los diseñaremos de manera que cumplan las condiciones del diseño del producto para Qatar y Japón. Una vez puesto en molde el chocolate se deja en reposo, se envasa (preferentemente al vacio, ya que en Japón fumigan los productos si los ven poco fiables.) y se etiqueta con toda nuestra informacion. De ahí se irán embalando en cajas de las que despues seleccionaremos las cantidades de chocolate que el cliente nos pida. Se hará un nuevo paquete en el cual irán los productos que se piedieron. Se precintará y se enviará hasta el consumidor.

Grafico_de_Proceso_Productivo.jpg





-Proveedores-

Aunque tengamos nuestros propios proveedores, como se menciona arriba la cosecha de cacao conlleva meses y preparacion del suelo, asi que hay que disponer de proveedores con el cacao ya listo, aunque tengamos que trasladarlo a nuestras cooperativas asociadas para que lo transformen.



Empresas proveedoras de cacao ecológico:

AMEEL CANDY WORLD NV (Belgica)
Desde 1999, mayorista belga especializado en dulces con una selección de productos de calidad y exhaustiva: caramelos, pasteles, chocolates, bebidas y otras golosinas.
Se localiza en Industrieweg 22, 8800 Roeselare BÉLGICA.
Podemos tratar con ellos facilmente puesto que hablan Ingles, Frances y Neerlandes.
Su forma de pago es a traves de Transferencia Swift y su funcion es Fabricante/Productor. Su chocolate es ecologico.


CRISPO (Italia)
Peladillas de chocolate y almendras de oro y plata, peladillas decorativas, pasteles y galletas, pralinés y huevos de chocolate cestas de Navidad y Pascua. La calidad de su cacao es indiscutible
Los idiomas que hablan son el Italiano y el Ingles.
Su funcion es Fabricante/Productor y la forma de pago aceptada es PayPal y transferencia Swift.
Se localiza en V. Pianillo 80047 SAN GIUSEPPE VESUVIANO (NA) ITALIA.



Sus productos son enviados con garantia. Si el cacao no llega en buen estado o se estropea durante el transporte, se hacen responsables. En ese caso remplazaria el pedido de cacao por otro identico. Si no puede ser así procederian a enviarnos de nuevo nuestro dinero invertido hasta que tuvieran el pedido que les pedimos.
Ambas son proveedoras de chocolate puro, fondant y praliné, que son los princpiles que nos interesan para llevar a cabo las mezclas de nuestros productos.
De esta forma seguimos llevando a cabo la RSC pero con un respaldo de dos proveedores mas. De manera que por su algun contratiempo las ONG's no pudieran facilitarnos el cacao acordado, tendriamos estas dos para poder seguir adelante y no paralizar la produccion.

Además de estas están también: Rapunzel, Claro, Gepa o Barry Callebaut.







Tambien necesitamos un medio de transporte para llevar nuestros productos a los clientes. Para ello contaremos con la ayuda de la empresa UPS

• Envíos a más de 220 países y territorios de todo el mundo .
• Garantía de devolución del dinero.
• Herramientas de envío online gratuitas, para gestionar y conocer la situación de sus envíos internacionales.
• Inigualable experiencia aduanera.

Hecho por Noelia
REQUISITOS TRANSPORTE AEREO DE MERCANCIAS
Todo embarque de mercancías debe estar acompañado de un documento llamado "Declaración del Expedidor" que tiene como fin certificar que las Mercancías: a) están descritas por su nombre apropiado de expedición; b) han sido clasificadas correctamente; c) han sido embaladas en embalajes adecuados de acuerdo a lo especificado en las Instrucciones de Embalaje de la Reglamentación de la IATA; d) han sido marcadas y etiquetadas en la forma correcta; e) que están en buenas condiciones para el transporte y que cumplen con todas las normas gubernamentales nacionales e internacionales vigentes. La documentación debe ser emitida en a lo menos tres copias, y en el formulario establecido; llenada y firmada por el expedidor de la carga; ser presentada junto con el embarque; todos los campos deben estar contenidos en sus casilleros incluyendo la firma. La declaración NO debe: Tener enmiendas, excepto aquellas que hayan sido firmadas por el propio Expedidor; Ser firmada y/o llenada por un Consolidador, un Despachador de Carga o un Agente de Carga IATA; y Ser presentada en forma de fotocopias.

Reglamentación.- Un expedidor debe cumplir completamente con la reglamentación IATA (Asociación del transporte Aéreo Internacional). Esta reglamentación cumple totalmente con las Instrucciones Técnicas de la OACI (Organización Aviación Civil Internacional), y debe observarse especialmente la Reglamentación Sobre Mercancías Peligrosas (RMP) . Además existe la regulación gubernamental, pero en sí, la industria del transporte aéreo, está sujeta a ciertas leyes económicas.







esta la tabla que analiza brevemente a los dos proveedores: